Las Fases de Sueño

Imagine que una vez tumbado en su cama, nosotros colocamos algunos electrodos en su cabeza para observar las ondas emitidas por su cerebro durante las diferentes fases del sueño.

En el momento de acostarse, el cerebro segrega una hormona (la serótina), que provoca somnolencia, bostezos, picores en los ojos. Si Ud. se tumba en ese momento, se duerme fácilmente. En este estado el pulso y la respiración son muy regulares y la temperatura corporal desciende. El mínimo ruido nos despierta. La medida de actividad del cerebro (electroencefalograma) muestra una lentitud progresiva de la actividad cerebral.

Ud. entra en una primera fase de sueño lento.
Esta primera parte dura de 60 a 80 minutos y se constituye de 4 fases progresivas:

Fase 1 : Ud. Está aun casi-inconsciente.Se despierta fácilmente y Ud. responde suspirando y se vuelve a dormir.

Fase 2 : Ud. Está dormido, pero el sueño es aún ligero. Se despierta fácilmente.

Fase 3 : Es más difícil de despertar. Ud. entra en un sueño profundo.

Fase 4 : las ondas eléctricas emitidas por su cerebro son ahora muy amplias. Ud. entra en un sueño profundo aislado del mundo exterior. Es difícil despertarle. En este período se pueden producir perturbaciones de sueño como el sonambulismo. El sueño lento es reparador. Es a lo largo de este periodo de sueño profundo cuando la hormona del crecimiento tiene su pico más alto de secreción diaria. Un niño privado de sueño crecerá poco; un adulto consumirá su salud y envejecerá más rápidamente.

Tras el sueño lento, Ud. pasa al sueño paradoxal. Sus ondas cerebrales se vuelven rápidas y nerviosas. Su nuca se relaja completamente. Sus ojos se mueven en todos los sentidos. Se observan pequeños movimientos corporales e irregularidades respiratorias y cardiacas. Por lo tanto, Ud. no se mueve por una potente desconexión de su cerebro. Ud. sueña y si se despierta en ese momento es capaz de recordar su sueño a la perfección. A continuación desaparece rápidamente de su memoria. Esta fase de sueño es indispensable para la memorización
y la asimilación de conocimientos. El cerebro selecciona las informaciones de la jornada y los clasifica para construir la personalidad: en “la integración de datos”.
La sucesión temporal de estos dos tipos de sueño dura de 90 a 160 minutos según las personas, y constituye un ciclo de sueño fijo durante la noche. Se va a producir de 4 a 6 veces por noche, según las necesidades de cada uno. El despertar ideal debe ser espontáneo al final del ciclo completo, y Ud. se sentirá descansado.

A menudo, el cerebro a integrado la hora habitual del despertar y da la orden a su organismo y se despierta. Otro elemento característico del sueño, es el número de fases. Si la mayoría de personas duermen una sola vez se llama “monofase” (7 horas consecutivas de media), otros reposan en dos o más
fases. Napoleón era un durmiente “bifásico”.

Después de un primer periodo de sueño de 3 horas, se levantaba en plena noche, para trabajar 2 horas antes de volver a acostarse 5 horas hasta la mañana.
El sueño es particularmente importante para el niño, porque permite la producción de la hormona del crecimiento.

Un bebe duerme 20 horas por día, y un niño 12 horas aproximadamente. El adulto se recupera en general con 8 horas de sueño.

El período de sueño lento permite al organismo recuperar sus fuerzas, y al niño desarrollarse armoniosamente.

Con la edad la estructura del sueño se desorganiza:
los ciclos son menores con despertares ocasionales. Las personas de más edad sufren a menudo este tipo de insomnio rebelde, pero natural.
 
Contact